Los depredadores sexuales de Dios

Padre

Roberto E. Galindo Domínguez

¿Será que la predilección de los sacerdotes católicos por niños y adolescentes varones es debido a que su pecado criminal no los llevará a la procreación y de esa manera no habrá evidencias de su delito, al menos palpables a simple vista?, o tal vez sea que les urge a los representantes de Dios en la Tierra meter su pene en algún lado. Habría que contarles a los clérigos que existen anos y vaginas de plástico, y muñecos y muñecas inflables –y es que tampoco las niñas se salvan de esos depredadores sexuales– expresamente diseñados para satisfacer las necesidades y deseos más torcidos de los solitarios, aunque pueden optar por ejercicios grupales; y en el caso de los predicadores los artilugios plásticos podrían salvarlos del pecado nefando que cometen ante su Dios, aunque no sé si está religiosamente regulada la práctica sexual sustituta con réplicas de humanos o de sus cavidades más requeridas.

            De cualquier manera, sea cual sea la motivación de los padrecitos para abusar sexualmente de acólitos y monaguillos, de huérfanos y adolescentes en internados, de menores en hospicios y de púberes del catequismo, cometen el acto sexual sin procreación y en la mayoría de los casos ejerciendo su homosexualidad, violando así “designios divinos”. Pecado nefando sin duda, pues la apetencia y la transgresión del trasero entre hombres, clérigos o no, es considerada por la Iglesia como sodomía, el pecado carnal más lacerante ante los ojos de Dios, ya que andar penetrando cavidades en las que se desperdiciará el semen es atentar contra natura; y aunque lo hicieran por placer –y de eso debe haber mucho de cierto, pues las pulsiones sexuales no desaparecen por mandato divino– eso no les quita lo criminales, debido a que sus pecados genitales llevan implícita la violación, con lo que transgreden una de las leyes más delicadas de los hombres en sociedad al atentar contra otro ser humano; pero además son de entre los delincuentes sexuales los más desalmados, pues atacan adolescentes y niños, son esos clérigos aterradores pedófilos. Debe quedar claro que ser homosexual no implica ser un delincuente, no tengo nada en contra de los que prefieren copular con gente de su mismo género, mientras sea en similares condiciones de edad, madurez, sin presiones psicológicas, sin engaños y por acuerdo consensuado, justo así como fornica la gente decente, pero ser depredador sexual de menores al amparo de la fe católica, siendo homosexual o no, eso es una vileza que no debería tener perdón de Dios ni de las autoridades.

            Y si los siniestros curas violadores son encubiertos por la Iglesia, ¿en qué se convierte la institución religiosa al protegerlos? Pues en una institución criminal, ya que sus prácticas de arrepentimiento y autoflagelación, los cambios de sede de los depredadores u ocultarlos en pueblos olvidados de Dios –pero bien presentes para la nómina eclesiástica– son sólo artimañas para alejarse del escándalo y del alcance de las autoridades judiciales, acciones que sólo son placebos azucarados para un añejo problema delictivo gestado en las entrañas de la Casa de Dios y perpetrado por sus representantes en la Tierra.  Y aunque al parecer sólo es un pequeño porcentaje el de los perversos ministros católicos –se sabe de muchos casos, pero sin duda no son todos–, mientras la Iglesia los proteja o busque minimizar las desastrosas consecuencias de sus actos ¿en qué se convierten los que apoyan a esa “sacrosanta” institución religiosa, esos que misa con misa pagan el diezmo o la limosna?, cuando menos en cómplices, pero puede que sean procuradores del delito, pues al sostener económicamente a la Iglesia permiten la acción de los abominables ministros de la fe sexual.

            Desde hace algunos años el periodismo de investigación ha jugado un papel clave para destapar las cloacas donde se esconden los libidinosos pecados de muchos miembros de la Iglesia católica, ante ello algunos altos jerarcas, incluso Juan Pablo II, Benedicto  y Francisco, se han arrepentido, aunque sin rasgarse las sotanas, y han pedido disculpas públicas, han rezado innumerables plegarias por las víctimas de tan atroces crímenes y para redimir de las garras del diablo a los religiosos pecadores, pero su Dios no tiene potestad sobre las pulsiones sexuales y delictivas de algunos de sus fieles adoradores. El destape periodístico de abusos sexuales cometidos por religiosos y religiosas ha dado voz a las víctimas de los gozosos actos de los ministros religiosos, pero muchas veces los delitos han prescrito o las víctimas no buscan un seguimiento legal, o las autoridades no actúan con interés, celeridad y eficiencia –lo que en México es casi la norma–, y muchos de los perpetradores sexuales quedan impunes y practicantes.

            Hoy nos toca a la sociedad castigar no sólo a los depredadores sexuales como delincuentes aislados, pues ellos operan al amparo de la Iglesia, organización integrada por muchos personajes de doble moral y simuladores; y ahí están los nombres de nuestras máximas monstruosidades mexicanas: Marcial Maciel, Nicolás Aguilar Rivera y Norberto Rivera Carrera. Por desgracia los casos abundan en todo el orbe, por ejemplo las recientes acusaciones sobre trescientos miembros de la Iglesia en Pensilvania, Estados Unidos, donde se calcula que abusaron de más de mil niños o la aberrante historia de “la monja mala” de Argentina, Kosaka Kumico, que les escogía los niños más bonitos a los depredadores de la Casa de Dios. Castiguemos a la Iglesia,  esa que le ha fallado a su Dios, a la sociedad, y que ha lastimado a tantos niños y adolescentes; ¿y dónde le va a doler más, si no le ha dolido bastante el sufrimiento de los inocentes como para hacer algo efectivo contra sus miembros criminales?, pues en el diezmo y la limosna, piense usted antes de soltar una moneda en la alcancía o la cesta que puede estar patrocinando a un sacrosanto depredador sexual de la Casa de Dios.

Roberto E. Galindo Domínguez

Maestro en apreciación y creación literaria, M. en C., literato, arqueólogo, diseñador gráfico. Cursa el doctorado de novela en Casa Lamm. Miembro del taller literario La Serpiente. Escribe para Contralínea.

Anuncios
Los depredadores sexuales de Dios

Reserva de la Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano: ¿conservación o despojo?

IMG_2733 (1)

@cachobanzi

 

La pregunta que surge cuando hablamos de la gigantesca Área Natural Protegida (ANP) que integra  los litorales de la Península de Baja California y las costas de Sonora, Sinaloa y Nayarit: ¿Qué es lo que está detrás de la Reserva de la Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano?

¿Conservar? ¿Cumplir con las metas Aichi, Japón? El gobierno de Enrique Peña Nieto, desde un inicio, redujo considerablemente el presupuesto de las instancias encargadas de administrar las ANPs de México.  Entonces, ¿por qué insistir en aumentar la superficie protegida si no tienes la capacidad para controlarlas?

Las 181 ANP (federales), según información de Fundar, recibieron una drástica disminución en los programas de subsidio para su monitoreo, vigilancia y protección del 52% de 2016 comparado con el año anterior.

Las ANPs son un holograma jurídico. Son pedazos de papel archivados en alguna oficina de la Conanp. Las estrategias de conservación parecen ocasionar conflictos con aquellos que habitan las costas y dependen desde hace años de los recursos naturales.

Con lo anterior no trato de justificar los impactos ambientales de grandes embarcaciones, pero sí hago un cuestionamiento acerca de la persecución contra formas de vida distinta. Aquellos que por generaciones enraizaron su identidad al entorno biológico: los pescadores ribereños.

Los pescadores ribereños son invisibilizados por el Mar de Cortés, esa vieja estrategia de mercadotecnia asociada al “desarrollo” (Monteforte y Cariño, 2015). Al desarrollo agringado que vende paisajes a extranjeros e impone una nueva cotidianidad en los locales. Una nueva idealización del ser y el estar. Como la doctora Micheline Cariño Olvera considera que existe una transformación de lugares únicos en lugares comunes. El estado moderno expropia formas de vivir y habitar y las homogeniza a través de su discurso.

En la Reserva de la Biosfera Alto Golfo de California y Delta del Río Colorado los pescadores ribereños tuvieron que salir del agua por culpa de la sobrevaloración y erotización en China de la vejiga natatoria de las totoabas, supuesta principal causa de la extinción de la vaquita marina.

En el Golfo de Ulloa se busca proteger a la tortuga amarilla (Caretta, caretta). Son dos áreas de refugio de protección instauradas por la Sagarpa (2015) y Semarnat (2016) y que los sacó del mar unos meses para observar si continuaba la mortandad. Los industriales pesqueros de otros estados no les importó la veda, entraron a tirar sus redes a la zona, porque tenían excluidores de tortugas. Los pescadores ribereños sólo miraron desde las orilla.

Si lo pensamos bien, los conflictos entre pescadores ribereños e instancias se dan cuando imponen estrategias de conservación como herramientas de despojo del territorio habitado y vivido por comunidades que generan un conocimiento local sobre el entorno.

Todo está listo para cambiar la vocación pesquera hacía lo eco friendly con desarrollo turístico-inmobiliario “sustentable”. ¿Y los otros que allí habitan qué posibilidades tienen en este moderno planeta de cruceros y grandes hoteles?

Lo más preocupante es que el Estudio Previo Justificativo del Reserva de la Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano no se conoce. La Coalición por la Defensa de los Mares (Codemar) anuncia en una rueda de prensa el proyecto mientras el Gobierno de BCS busca iniciar el proceso de consulta pública, es decir, para los pescadores aceptar es ya su única opción.

Codemar insiste que su pretensión es acabar con las malas prácticas de las grandes embarcaciones pesqueras (sardineros y camaroneros) que depredan las costas. Para la agrupación liderada por el excandidato a la presidencia de México, Gabriel Quadri, el ecoturismo y la pesca sustentable son el verdadero potencial del Mar de Cortés.

“En el Mar de Cortés día con día se hace más patente la necesidad de ordenar, regular el uso y conservar los ecosistemas marinos”, manifestó Quadri recientemente.

Por supuesto, niegan que la estrategia permita la entrada del extractivismo submarino con el proyecto Don Diego.

Desde luego, las ANP han sido importantes en los procesos de resistencia a grandes proyectos turísticos o mineros. Los programas de manejo han impedido el avance de los proyectos quizá por eso la necesidad de dejar inoperante la administración de estas zonas.

Si retomamos el trabajo del Dr. Gustavo G. M. Moura la conservación puede verse de otra forma. Él habla de la territorialización estratégica del Estado moderno, en el caso de una política de manejo de recursos pesqueros en el estanque Dos Patos, en Brasil. Con los calendarios oficiales de pesca el Estado moderno dicta una política de tiempo, dice Moura, en la producción de un espacio disciplinado.

Hoy los pescadores ribereños deben construir una territorialidad táctica (Moura, 2017) que les permita la producción de espacios de Re-existencia, pero esta búsqueda desatará un conflicto ambiental y territorial.

Una lucha que apenas comienza.

Reserva de la Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano: ¿conservación o despojo?

Golfo de Ulloa, el conflicto de pescadores, conservación y minería submarina

Pesca

Tomás Camacho Bareño

 

Los Centros de Actividad Biológica (BAC por sus siglas en inglés) son áreas costeras de dimensiones más o menos constantes que presentan permanentemente una alta productividad en comparación con las áreas aledañas. Esto favorece la concentración de considerables cantidades de biomasa de organismos marinos, mucho de ellos, de importancia comercial. Las concentraciones de biomasa posiblemente trascienden dentro y hacia ecosistemas aledaños a través de la trama trófica, generando con ello regiones marinas ricas en recursos pesqueros.

Hasta el momento solo se han identificados 11 BAC´s en la costa Oeste de América en el hemisferio Norte de los cuales cuatro están en la Península de Baja California y uno de ellos es el Golfo de Ulloa.

Hace cuatro años se supo que una mina submarina buscaba operar en nuestras costas. Muchos pescadores ya habíamos visto a lo lejos una embarcación de grandes dimensiones en nuestra zona de pesca, de verdillo principalmente, pero no sabíamos qué era hasta que empezó a sonar el tema de la mina Don Diego.

Con el tiempo le quitaron la palabra “mina” para cambiarla por “dragado” que para mí, al final de cuentas, es el método que usa la mina para extraer el material, por esas mismas fechas fue cuando se reporto que estaban varando mamíferos marinos y tortugas, amarillas principalmente: ¿A caso la causa era este barco que miramos? No lo sé, lo que sí sé es que hizo exploración sin ninguna autorización.

Los argumentos son poco claros. No nos han convencido a los pescadores. Cabe mencionar que algunos líderes pesqueros se manifestaron a favor de este proyecto, pero no sé en qué se basaron para hacer esto: ¿tal vez les ofrecieron algún tipo de soborno? No sé.

Lo que sí sé es que las dos veces que se ha realizado la reunión pública, hemos demostrado junto a ONG´s, con fundamentos técnicos y jurídicos, lo nocivo que es para el ecosistema marino de “Don Diego”; no quiero dejar de mencionar y mostrar mi agradecimiento por el apoyo del Frente Ciudadano por el Agua y la Vida, entre otras, ya que siempre han estado y participado en contra de este proyecto minero.

En 2015 se publica el acuerdo de la Zona de Refugio Pesquero para proteger a la tortuga amarilla por parte de la Sagarpa. En el 2016 se modifica la zona y, en junio de ese mismo año, se suspenden las actividades de pesca en la zona hasta el 30 de septiembre 2015.

 ¡Sorpresa! Las tortugas siguieron varando; entonces, ¿qué las está matando?

En este acuerdo se realizó el programa de Asistentes Técnicos Abordo (ATB) que demostró que por cada 1,000 viajes de pesca, sólo en 8 hubo interacción con tortuga amarilla (Caretta caretta), pero esto no quiere decir que todas las tortugas murieron, la interacción puede ser de tres formas:

1) Tortuga enredada en el arte de pesca (enredada)

2) Tortuga capturada incidentalmente (atrapada)

3) Tortuga en cercanía con el arte de pesca (cercanía)

En estas interacciones se puede registrar que la tortuga marina se encuentra en diferentes condiciones de salud: viva (altas probabilidad de sobrevivencia después de la interacción); deteriorada (bajas probabilidades de sobrevivencia) o muerta.

Ese mismo año la Sagarpa modificó el acuerdo argumentando que las embarcaciones con el dispositivo excluidor de tortugas en sus redes de arrastre, no tienen ningún problema ya que no “dañan” a las tortugas, por lo tanto pueden entrar los barcos camaroneros al Golfo de Ulloa.

Como el refugio es solo para proteger a las tortugas amarillas. Qué más da las otras especies que mata el barco camaronero con sus enormes redes.

Se cumplieron los dos años del acuerdo y Sagarpa, sin tomar en cuenta el resultado del programa de los ATB, amplía la vigencia por cinco años mas este acuerdo, que sin lugar a duda es para seguir dando entrada a los barcos camaroneros al Golfo de Ulloa. En pocas palabras le valió.

El pasado 5 de junio de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el ACUERDO por el que se establece el Área de Refugio para la Tortuga Amarilla (Caretta caretta) en el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur.

Que en uno de sus párrafos menciona:

Se ha documentado la interacción de la tortuga amarilla o caguama y las actividades pesqueras, así como incidencia de muerte de ejemplares de dicha especie vinculada al uso de determinadas artes de pesca en el Golfo de Ulloa…

Claro que tiene que haber algún tipo de interacción; “estamos pescando”, pero según los datos que te menciono esa interacción es mínima.

Para la formulación del Programa de Protección del Área de Refugio, establecido en este nuevo acuerdo, se tiene que tomar en cuenta esta información, porque no sé con quién se pusieron de “acuerdo”:  con nosotros no.

Ahora nos vienen a decir que es necesario el establecimiento de la Reserva de Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano, un Área Natural Protegida (ANP) para que la mina Don Diego y los barcos camaroneros no entren al Golfo de Ulloa. Como ya lo dije: yo no tengo inconveniente por un ANP, siempre y cuando sea para proteger nuestros recursos y podamos pescar de una manera sustentable, pero a los pescadores no nos queda claro. Hay mucha incertidumbre en todo esto. Si la autoridad ambiental es quien tiene la autoridad para decir NO a la mina entonces ¿por qué la creación de un ANP?

He visto el descontento de los dueños de los barcos por la creación de esta ANP. Entonces les está afectando, por lo tanto a mi me beneficia, porque año con año nos hacen daño en nuestras artes de pesca y nos saquean nuestros recursos, tanto los camaroneros como los sardineros, ¿pero hay recursos para vigilancia de esta gran ANP? ¿Quién me asegura a mí que no van a entrar los barcos en la noche?

Nosotros como cooperativa sólo vigilamos máximo cuatro millas de la costa hacia afuera y cuando denunciamos algún ilícito la autoridad viene, pero a nosotros es a quien nos revisa o nos piden hasta la fe de bautizo en busca de alguna irregularidad.

También nos han dicho que con el ANP vamos a trabajar como lo hemos hecho tradicionalmente, pero el detalle es que aún no hay ANP y ya tenemos restricciones por parte del refugio de Sagarpa. Aún no se ha hecho el programa de protección del refugio de Semarnat y es indudable que el ANP traerá consigo más restricciones.

Lo que nosotros exigimos es que, primeramente, Semarnat diga NO A LA MINA DON DIEGO; que se quiten los dos refugios, tanto el de Sagarpa como el de Semarnat, porque ya con el programa de las cámaras y el de los ATB, se demostró que la pesca no es la causa de la mortandad de tortugas.

Hasta entonces nos sentaremos a platicar sobre un ANP en el Golfo de Ulloa.

Tomás Camacho Bareño es miembro de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Puerto Chale. Es egresado de la Ingeniería en Pesquerías de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

 

Golfo de Ulloa, el conflicto de pescadores, conservación y minería submarina

Las flores del Rif

37661342_10217084184396543_4245238184666988544_n

María Fernanda Hernández Valera

Este reportaje intenta provocar la reflexión acerca del tráfico de droga procedente del Rif. Quienes trabajan las complicadas tierras obtienen una ganancia que sólo les alcanza para sobrevivir. En el Rif, por tanto, lo que vemos es una economía de subsistencia en la que no hay cabida para el desarrollo de las infraestructuras sociales (educación, sanidad, etc.) de una forma acorde a la riqueza que ahí se genera. Esto se refleja en su agreste forma de vida.

37713489_10217084185316566_6089808702792007680_n

El 65 por ciento del hachís incautado en todo el mundo viene de Marruecos. En este país se mueven más de 15 mil millones de euros al año gracias a ese negocio. Se calcula que hay cerca de 90 mil familias (casi 800 mil personas) que se mantienen del cultivo de kif.

Elegí el nombre «Las flores del Rif» como símil de las flores de marihuana que crecen en la zona, identificándolas con los niños que ahí viven. Como todos saben, la flor toma sus nutrientes a través de las raíces formadas bajo tierra, para así desarrollarse, crecer y dar frutos. De igual manera, los niños que tienen sus pies en la misma tierra que las plantas, crecen y desarrollan allí su vida. Pero lejos de hacerlo en las mismas condiciones que las mimadas plantas de cannabis, ellos obtienen los recursos en mucha menor cantidad y de una naturaleza totalmente distinta. Las valiosas plantas que les rodean multiplican su precio miles de veces al pasar la frontera; mientras que los niños que las trabajan apenas obtienen recursos para comida, algo de ropa y poco más. Quizá sean éstas la reglas del juego impuestas por las redes del narcotráfico mundial: el que trabaja produciendo con su espalda y sus manos siempre es el que menos beneficio obtiene.

37673676_10217084185196563_88269789910269952_n

Las fotografías fueron realizadas durante una visita a Marruecos, concretamente en la zona montañosa del Rif, en un lugar llamado Chefchaouen. Mi preocupación mayor era no causar en los lugareños el efecto turista, haciendo fotos por las calles de forma ajena a quienes allí habitan. Quise conocer el trasfondo de los sembradíos de marihuana de los que se habla a nivel mundial y terminé llevándome, como agregado, el recuerdo de la cortesía y hospitalidad magrebí.

37680734_10217084185036559_2115759460478615552_n

En el transcurso del viaje se notaba la gran diferencia entre el trabajo de las personas de la zona turística donde te venden souvenirs, al trabajo de campo donde ves notoriamente a mujeres, niños y jóvenes arando la tierra en pendientes muy pronunciadas.

María Fernanda Hernández Valera es fotógrafa, es locutora y es editora de audio y video. Por las noches se convierte en María de las Cumbias (https://soundcloud.com/fernanda-nause)

Las flores del Rif

#AMLOmanía vs la censura de la FEPADE

amlomania1

Roberto E. Galindo Domínguez

En las últimas semanas se ha esparcido entre el pueblo mexicano un gran ánimo, pocas veces visto hacía un político, por el candidato presidencial Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Los panistas y otros adherentes manifestaron algo similar en 1988 por Manuel Clouthier. La izquierda y sus simpatizantes hicieron lo propio con Cuauhtémoc Cárdenas ese mismo año. Los priístas con Luis Donaldo Colosio tuvieron en 1994 la oportunidad de generalizar pasiones y arrastrar a su cauce político a ciudadanos sin militancia, pero lo eliminaron y con ello aceleraron la debacle social que hoy padecemos; pero esos eran tiempos en los que la información fluía por los medios masivos tradicionales.

  El primer levantamiento sobre el uso de internet en los hogares mexicanos lo realizó el INEGI en el año 2001, menos del 10% de la población tenía acceso a la red. Para el año de 2013 se sobrepasaba el 30%, poco después de las elecciones que regresaron al Partido Revolucionario Institucional (PRI) al gobierno federal. Para el año 2017 el uso de internet ya no sólo en los hogares, sino también mediante dispositivos portátiles hizo que casi un 60% de la población (65.5 millones de personas) estuvieran conectadas (http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/internet2017_Nal.pdf.). Para este año se ha considerado que alrededor de 85 millones de mexicanos usan internet (http://www.eluniversal.com.mx/columna/octavio-islas/techbit/usuarios-de-internet-en-mexico). Lo que sin duda ha cambiado los flujos de la información y está teniendo una incidencia considerable en el proceso electoral en curso.

  Afortunadamente los votantes que se definen durante las campañas electorales con base en comerciales de televisión, anuncios de radio y toda la propaganda mediática “profesional” no parecen ser los que definirán esta elección presidencial; pues son menos que antes y sólo tienen dos opciones, así que su fuerza electoral se va a dividir entre la continuidad o el cambio. Los tiempos para la propagación de simpatías y para sembrar mentiras en el inconsciente colectivo han cambiado, hoy las manías políticas se difunden aceleradamente a través de internet. Hoy la #AMLOmanía ha puesto al gobierno saliente a temblar.

  Los factores que han hecho disminuir a los indecisos y a los altamente influenciables por la propaganda mediática –esos que deciden su voto al cuarto para la hora–, pueden ser muchos, pero sin duda uno fundamental es el incremento en el uso de internet, lo que ha minimizado la manipulación de la gente a través de la televisión y la radio –no todos los medios son iguales–. Hoy las redes sociales desmienten, contrastan y propagan información antes censurada, disminuida o tergiversada, aunque se debe estar atento a la información falsa.

  El ejemplo más claro de la lucha que se ejerce en las redes es la polarización que existe hoy entre el favor de la ciudadanía hacia los candidatos presidenciales, el de la llamada izquierda y el que resulte mejor posicionado entre el PRI y el Partido Acción Nacional (PAN) al filo de la votación; hasta hoy todo indica que será Ricardo Anaya, aunque faltan más trucos priístas en la recta final, ya sabemos de sus habilidades de resucitación en las elecciones, en una de esas Meade Kuribreña se levanta y anda.

  La lucha se inicia con las campañas que se difunden en televisión y radio, y que se encuentran con una respuesta en el campo de batalla de las redes sociales, donde militantes y adherentes, al calor de los tiempos electorales, combaten las ideas, las propuestas y “memifican” a los contendientes de uno y otro bando político. Las denostaciones, las burlas y los insultos pululan de izquierda a derecha y de regreso. Términos como pejezombie, chairo, Morenaco, PRImate y PANdillero, entre otros, han sido popularizados durante las batallas con las teclas en los dedos vía Twitter y Facebook principalmente.

   Lo que sucede en la red, aunque no pasa desapercibido para las instituciones electorales, no había sido causa de tan gran alarma hasta que la #AMLOmanía se desató a finales de abril pasado con una propaganda en Facebook de un bar de Tijuana: “Que todo México se entere que si AMLO gana la presidencia de México, #RedIrishPub se pone guapo con su super promoción: Si AMLO gana la Presidencia de México Red Irish invita toda la cerveza de barril que te puedas tomar y los nachos con queso van por nuestra cuenta. ¡Hasta agotar existencias!”. Las réplicas a nivel nacional no se hicieron esperar y en menos de una semana: restaurantes, cafeterías, tiendas, puestos, negocios y hasta clubes nudistas ofrecían ofertas de temporada electoral, todas bajo la consigna “Si AMLO gana”. Así leímos sobre café, crepas, pozole, gorditas, conciertos gratis, y hasta el primer “baile privado” sin costo; hubo negocios que establecieron mil litros de cerveza de regalo y hasta trescientos filetes de pescado preparados. Parecía que las ofertas y promociones se extenderían imparables por la red.

   La #AMLOmanía galopaba desbocada entre los internautas, pero pronta y vigilante apareció la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE) para señalar la comisión de delito electoral; y en su dicho cuantificó la sanción monetaria e incluso la punitiva carcelaria. Algunos particulares retiraron sus propagandas y dijeron que su intención era celebrar a su manera y con sus recursos el próximo triunfo de AMLO, pero especificando que su propósito no era la de convencer a quién sabe quién de votar por ya saben quién.
El rápido actuar de la FEPADE frenó de momento la #AMLOmanía en forma de promocional de temporada electoral. Aunque luego sus funcionarios dijeron que esas promociones no implicaban delito electoral alguno por sí mismas, a menos que se levantara una queja en su contra; tras la cual la institución debería iniciar una averiguación y en su caso determinar la existencia o ausencia de algún delito electoral.

  Que la FEPADE esté al pendiente de los delitos electorales es invaluable, y en este caso más para el PRI gobierno y sus comparsas panistas, pues ha logrado frenar momentáneamente la propagación de la simpatía por AMLO con promociones de particulares, que por momentos pereció ser imparable. Aunque se debe tener en consideración que mientras en esos promocionales no se pida que se vote por algún candidato no hay delito que perseguir. Así lo dijo la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral (INE) el 10 de mayo, y más cuando esos promocionales no sólo van destinados a votantes y tampoco a determinados simpatizantes (http://www.elfinanciero.com.mx/elecciones-2018/ine-valida-cervezas-gratis-entre-otros-si-gana-amlo). Mientras tanto, también en las redes se observan videos en los que, además de promesas y sueños rotos, el PRI, el PAN y el Partido de la Revolución Democrática (PRD) condicionan el voto por la continuidad de programas sociales, llevan a miles de acarreados a mítines a cambio de las tradicionales promociones priístas: torta y frutsi, bolsita con despensa, paragüas y gorra o láminas, tabiques y tinacos; hasta las dádivas en forma de tarjetas electrónicas que sólo serán efectivas si gana su candidato; e incluso obligan a trabajadores de dependencias gubernamentales a manifestarse en contra del puntero en las encuestas con amenazas de tipo laboral. Ahí es donde la FEPADE desaparece o aparece con la vista muy gorda y no distingue la coerción del voto, el acarreo y la amenaza directa del retiro de los programas sociales a los más pobres. Ahí es donde la FEPADE no ve el tráfico de la pobreza que ejercen en el día a día electoral el PRI y el PAN.

   Es bien sabido que lo censurado es lo más llamativo, así que en esta batalla mediática electoral en las redes la #AMLOmanía está lejos de llegar a su fin a pesar de la FEPADE. Mientras tanto y en espera del 1 de julio sepan que el 2 de ese mes yo pongo la fiesta con chelas, pomos y botanas para la banda, en caso de que gane quien no quieren que gane o de que pierda quien quieren que gane. Decida usted, invaluable elector, quién es quién y vote por él. No me vayan a acusar por fustigar la votación particularizada.

Roberto E. Galindo Domínguez
Maestro en apreciación y creación literaria, M. en C., literato, arqueólogo, diseñador gráfico. Cursa el doctorado de novela en Casa Lamm. Miembro del taller literario La Serpiente. Escribe para Contralínea.

#AMLOmanía vs la censura de la FEPADE

El “megamayate” del señor de los diamantes

Megamayate6

@cachobanzi

Por equivocación o estrategia, el community manager del sitio Octavo Día logró hacernos reír por un rato con el “megamayate” Attessa IV. Lo que trataba de decir es que en el muelle fiscal, frente al malecón de La Paz: una embarcación 101 metros de eslora y 12.84 de manga, capaz de soportar el peso de un helicóptero atracó allí. El megayate de 250 millones de dólares con capacidad para 28 pasajeros es desde 2007 del millonario Dennis Washington, fundador de The Washington Companies.

Megamayate1

 El corporativo de Washington está compuesto por nueve grandes empresas.  Una de ellas es Dominion Diamond Mines que trabaja en dos minas de diamantes a cielo abierto ubicadas a 200 kilómetros del Círculo Ártico, en territorios noroeste de Canadá.  Con Ekati Diamond en la que posee una participación controladora, también posee el 40% de Diavik Diamond Mine.

Megamayate3

 En Ddmines.com, sitio en Internet de The Washington Companies, la firma minera explica que “suministra diamantes en bruto al mercado mundial a través de sus operaciones de clasificación y venta en Canadá, Bélgica y la India, y es el mayor productor independiente de diamantes de Canadá”. Hasta 2017, los seis pozos abiertos y las dos operaciones subterráneas de la mina Ekati Diamond generó una producción acumulada hasta enero fue de 67.8 millones de quilates. La vida útil de la mina se estimó a 10 años hasta 2033. La mina Diavik Diamond operará hasta 2025.

megamayate2

 A su vez, Washington tiene la minera a cielo abierto de cobre y molibdeno: Montana Resorurces LLP. Se encuentra en Butte, Montana. Aunque no opera aún, estimaron un periodo de operación de 20 años, pero será este año cuando se resuelva cuál será el futuro, conforme los dictamine la autoridad. Además, basada en  Missoula, Montana, el corporativo controla a Montana Rail Link Inc, con 900 millas de ruta para proporcionar servicios de transporte junto con Southern Railway of British Columbia Limited, basado en New Westminster, B.C.

megamayate5

 Con Envirocon Inc ofrece servicios de remediación ambiental, restauración ecológica y demolición, algo que tanto desean los representantes de proyectos extractivistas a gran escala. Trabajó en una mina de uranio abandonada Envirocon proporcionó remediación de relaves, construcción y  tapado de repositorios y servicios de restauración de sitios. Asimismo, fue contratada para atender el derrame de material de una minera de fosfato ubicada sobre la costa. Si esto fuera poco, Modern Machinery Co., Inc. vende y alquila equipo de maquinaria pesada a las industrias de construcción, minería, áridos y madereros.

Megamayate4

 Con Seaspan Corporation oferta servicio de portacontenedores, pero con su otra subsidiaria Seaspan ULC, da servicio de transporte marítimo a través de Seaspan Ferries, Vancouver Drydock, Vancouver Shipyards, Victoria Shipyards y Marine Petrobulk.

 Así BCS se convirtió en la tierra prometida de los millonarios. No es raro que a BCS vengan esto poderosos personajes. Carlos Slim cada cierto periodo era sorprendido mientras caminaba por las marinas paceñas o, como olvidar, a Christy Walton interesada en el turismo, el cual, lleva acabo en terrenos en sierra Las Cacachilas que contienen una concesión minera, así como concesiones para explotar agua.

 Justo hace unas horas, dos helicópteros sobrevolaron la ciudad y, uno de ellos, se estacionó en el Attessa IV. Aunque no se sabe si en realidad el señor Washingtonestá en la ciudad, una pregunta surge: ¿le interesa BCS para hacer negocios o sólo viene por el cotorreo?