Golfo de Ulloa, el conflicto de pescadores, conservación y minería submarina

Pesca

Tomás Camacho Bareño

 

Los Centros de Actividad Biológica (BAC por sus siglas en inglés) son áreas costeras de dimensiones más o menos constantes que presentan permanentemente una alta productividad en comparación con las áreas aledañas. Esto favorece la concentración de considerables cantidades de biomasa de organismos marinos, mucho de ellos, de importancia comercial. Las concentraciones de biomasa posiblemente trascienden dentro y hacia ecosistemas aledaños a través de la trama trófica, generando con ello regiones marinas ricas en recursos pesqueros.

Hasta el momento solo se han identificados 11 BAC´s en la costa Oeste de América en el hemisferio Norte de los cuales cuatro están en la Península de Baja California y uno de ellos es el Golfo de Ulloa.

Hace cuatro años se supo que una mina submarina buscaba operar en nuestras costas. Muchos pescadores ya habíamos visto a lo lejos una embarcación de grandes dimensiones en nuestra zona de pesca, de verdillo principalmente, pero no sabíamos qué era hasta que empezó a sonar el tema de la mina Don Diego.

Con el tiempo le quitaron la palabra “mina” para cambiarla por “dragado” que para mí, al final de cuentas, es el método que usa la mina para extraer el material, por esas mismas fechas fue cuando se reporto que estaban varando mamíferos marinos y tortugas, amarillas principalmente: ¿A caso la causa era este barco que miramos? No lo sé, lo que sí sé es que hizo exploración sin ninguna autorización.

Los argumentos son poco claros. No nos han convencido a los pescadores. Cabe mencionar que algunos líderes pesqueros se manifestaron a favor de este proyecto, pero no sé en qué se basaron para hacer esto: ¿tal vez les ofrecieron algún tipo de soborno? No sé.

Lo que sí sé es que las dos veces que se ha realizado la reunión pública, hemos demostrado junto a ONG´s, con fundamentos técnicos y jurídicos, lo nocivo que es para el ecosistema marino de “Don Diego”; no quiero dejar de mencionar y mostrar mi agradecimiento por el apoyo del Frente Ciudadano por el Agua y la Vida, entre otras, ya que siempre han estado y participado en contra de este proyecto minero.

En 2015 se publica el acuerdo de la Zona de Refugio Pesquero para proteger a la tortuga amarilla por parte de la Sagarpa. En el 2016 se modifica la zona y, en junio de ese mismo año, se suspenden las actividades de pesca en la zona hasta el 30 de septiembre 2015.

 ¡Sorpresa! Las tortugas siguieron varando; entonces, ¿qué las está matando?

En este acuerdo se realizó el programa de Asistentes Técnicos Abordo (ATB) que demostró que por cada 1,000 viajes de pesca, sólo en 8 hubo interacción con tortuga amarilla (Caretta caretta), pero esto no quiere decir que todas las tortugas murieron, la interacción puede ser de tres formas:

1) Tortuga enredada en el arte de pesca (enredada)

2) Tortuga capturada incidentalmente (atrapada)

3) Tortuga en cercanía con el arte de pesca (cercanía)

En estas interacciones se puede registrar que la tortuga marina se encuentra en diferentes condiciones de salud: viva (altas probabilidad de sobrevivencia después de la interacción); deteriorada (bajas probabilidades de sobrevivencia) o muerta.

Ese mismo año la Sagarpa modificó el acuerdo argumentando que las embarcaciones con el dispositivo excluidor de tortugas en sus redes de arrastre, no tienen ningún problema ya que no “dañan” a las tortugas, por lo tanto pueden entrar los barcos camaroneros al Golfo de Ulloa.

Como el refugio es solo para proteger a las tortugas amarillas. Qué más da las otras especies que mata el barco camaronero con sus enormes redes.

Se cumplieron los dos años del acuerdo y Sagarpa, sin tomar en cuenta el resultado del programa de los ATB, amplía la vigencia por cinco años mas este acuerdo, que sin lugar a duda es para seguir dando entrada a los barcos camaroneros al Golfo de Ulloa. En pocas palabras le valió.

El pasado 5 de junio de 2018 se publicó en el Diario Oficial de la Federación (DOF), el ACUERDO por el que se establece el Área de Refugio para la Tortuga Amarilla (Caretta caretta) en el Golfo de Ulloa, en Baja California Sur.

Que en uno de sus párrafos menciona:

Se ha documentado la interacción de la tortuga amarilla o caguama y las actividades pesqueras, así como incidencia de muerte de ejemplares de dicha especie vinculada al uso de determinadas artes de pesca en el Golfo de Ulloa…

Claro que tiene que haber algún tipo de interacción; “estamos pescando”, pero según los datos que te menciono esa interacción es mínima.

Para la formulación del Programa de Protección del Área de Refugio, establecido en este nuevo acuerdo, se tiene que tomar en cuenta esta información, porque no sé con quién se pusieron de “acuerdo”:  con nosotros no.

Ahora nos vienen a decir que es necesario el establecimiento de la Reserva de Biosfera Mar de Cortés y Pacífico Sudcaliforniano, un Área Natural Protegida (ANP) para que la mina Don Diego y los barcos camaroneros no entren al Golfo de Ulloa. Como ya lo dije: yo no tengo inconveniente por un ANP, siempre y cuando sea para proteger nuestros recursos y podamos pescar de una manera sustentable, pero a los pescadores no nos queda claro. Hay mucha incertidumbre en todo esto. Si la autoridad ambiental es quien tiene la autoridad para decir NO a la mina entonces ¿por qué la creación de un ANP?

He visto el descontento de los dueños de los barcos por la creación de esta ANP. Entonces les está afectando, por lo tanto a mi me beneficia, porque año con año nos hacen daño en nuestras artes de pesca y nos saquean nuestros recursos, tanto los camaroneros como los sardineros, ¿pero hay recursos para vigilancia de esta gran ANP? ¿Quién me asegura a mí que no van a entrar los barcos en la noche?

Nosotros como cooperativa sólo vigilamos máximo cuatro millas de la costa hacia afuera y cuando denunciamos algún ilícito la autoridad viene, pero a nosotros es a quien nos revisa o nos piden hasta la fe de bautizo en busca de alguna irregularidad.

También nos han dicho que con el ANP vamos a trabajar como lo hemos hecho tradicionalmente, pero el detalle es que aún no hay ANP y ya tenemos restricciones por parte del refugio de Sagarpa. Aún no se ha hecho el programa de protección del refugio de Semarnat y es indudable que el ANP traerá consigo más restricciones.

Lo que nosotros exigimos es que, primeramente, Semarnat diga NO A LA MINA DON DIEGO; que se quiten los dos refugios, tanto el de Sagarpa como el de Semarnat, porque ya con el programa de las cámaras y el de los ATB, se demostró que la pesca no es la causa de la mortandad de tortugas.

Hasta entonces nos sentaremos a platicar sobre un ANP en el Golfo de Ulloa.

Tomás Camacho Bareño es miembro de la Sociedad Cooperativa de Producción Pesquera Puerto Chale. Es egresado de la Ingeniería en Pesquerías de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS).

 

Anuncios
Golfo de Ulloa, el conflicto de pescadores, conservación y minería submarina

Semarnat defensora de la minera de Ricardo Salinas Pliego

reunion-publica-don-diego1

Es evidente la repulsión social hacía la minera de Ricardo Salinas Pliego, y la Semarnat continúa complaciente con el poderoso magnate. No puedes pensar lo contrario, cuando acabas de escuchar a Alfonso Flores Ramírez, titular de la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la dependencia federal, defender al proyecto Los Cardones.

Su declaración parecía más una justificación. Habló con los mismos términos que usan los empleados de Invecture Group.

Incluso, Denise Maerker, en una parte de la entrevista, le recordó la finalidad de la Semarnat: “y yo creo ustedes la deberían de entender, pues en principio están para tratar de proteger el ambiente”; el funcionario público respondió como todo buen político sabe: repetir las mismas frases una y otra vez.

Por eso no me extraña la fotografía que me hizo llegar un inconforme con la minera submarina que insiste en sacar 360 millones de toneladas de arenas fosfáticas del Golfo de Ulloa: Don Diego.

aeropuerto

En las imágenes se observa a Flores Ramírez dialogando en el Aeropuerto Internacional de La Paz, con los representantes de la empresa minera interesada, el mismo día que ocurrió la reunión pública de información en Ciudad Constitución, municipio de Comondú.

En un trato cordial, los promoventes contestaban a Flores Ramírez las dudas del proyecto. Más relajados, luego de la brutal paliza argumentativa de las 31 ponencias presentadas en contra del proyecto Don Diego; allí en la sala de espera nadie los molestaba.

¿Semarnat la defensora de los valerosos empresarios aeroque buscan dar empleo, y no hacerse millonarios a consta del suelo de otros? Todos sabemos que los derechos de los demás quisieran tumbarlos a la chingada para aumentar unos cuantos ceros más a sus cuentas bancarias.

Creo que la autoridad ambiental debe basar sus decisiones en una coalición más del lado de la gente, en lugar de fomentar la destrucción del patrimonio natural de Baja California Sur: De México.

@cachobanzi