De la extrema derecha brasileña a la ultraderecha sudcaliforniana

IMG_9330

@cachobanzi

“La patria entonces es el primer templo del hombre. Y Dios es el mejor rey de la nación”, Cuneo, 1931.

Jair Bolsonaro ganó la presidencia en Brasil con una única premisa bajo el brazo: “Dios por encima de todo”. Esto preocupa, porque por siglos en nombre de dios el hombre justificó el genocidio de pueblos indígenas en América Latina; algo así como cristianízate o te mato.

  Las religiones perpetuaron el machismo y la violencia contra la mujer y, en cierto momento de la historia, las quemaron por “herejes”. Las despojaron de su cuerpo. De su útero. De su libertad. La biblia las sentenció a todas ellas.

  En nombre de dios se discriminó. Llamaron abominaciones a los integrantes de la Comunidad LGTBI y juraron “curarlos”. En nombre de dios derramaron sangre y vísceras en los rincones más alejados del planeta tierra. En nombre de él, su dios, violaron a niñas y niños.

  El regreso de la extrema derecha en Brasil o en Estados Unidos es un síntoma que debe preocuparnos en Baja California Sur. Aquí existen grupos de fanáticos religiosos de ultraderecha (Frente Nacional por la Familia) o partidos políticos (PAN y BCS Coherente) que buscan desde su supuesta “jerarquía moral” destruir lo poco que se ha logrado en cuestión de libertades. Terminar con lo poco conseguido en derechos humanos.

  En las palabras del representante del Frente Nacional por la Familia, Alan Loubet Amador, fue muy claro cuando exigió a los diputados y diputadas evitar aprobar una ley que permitiera la interrupción legal y segura del embarazo para mujeres; “no vengan a imponer sus propias ideologías partidistas, sus propias ideologías insanas, antinaturales y anti-familia”, dijo unas semanas atrás.

  Loubet Amador, un pastor cristiano, juzgó de “promiscuas” e “irresponsables” a esas mujeres que por alguna razón decidieron abortar. Desde sus privilegios de varón y religiosidad éste señor lanza insultos contra ellas; sólo falta la antorcha en la mano para prenderles fuego.

  Pero qué decir de la flamante representante del Instituto Sudcaliforniano de la Mujer, Jisela Paes Martínez, que opinó que legislar los matrimonios igualitarios abriría la posibilidad de la pedofilia y la zoofilia.

  Hágame el chingado favor; por eso escribo esto. Debemos estar atentos a la evolución en los próximos años y no dejar que la ultraderecha llegué al poder bajo discursos que segreguen o asesinen o encarcelen en nombre de dios.

¿A caso estos son indicios de que en un futuro exista un totalitarismo fascista?

Anuncios
De la extrema derecha brasileña a la ultraderecha sudcaliforniana

El “megamayate” del señor de los diamantes

Megamayate6

@cachobanzi

Por equivocación o estrategia, el community manager del sitio Octavo Día logró hacernos reír por un rato con el “megamayate” Attessa IV. Lo que trataba de decir es que en el muelle fiscal, frente al malecón de La Paz: una embarcación 101 metros de eslora y 12.84 de manga, capaz de soportar el peso de un helicóptero atracó allí. El megayate de 250 millones de dólares con capacidad para 28 pasajeros es desde 2007 del millonario Dennis Washington, fundador de The Washington Companies.

Megamayate1

 El corporativo de Washington está compuesto por nueve grandes empresas.  Una de ellas es Dominion Diamond Mines que trabaja en dos minas de diamantes a cielo abierto ubicadas a 200 kilómetros del Círculo Ártico, en territorios noroeste de Canadá.  Con Ekati Diamond en la que posee una participación controladora, también posee el 40% de Diavik Diamond Mine.

Megamayate3

 En Ddmines.com, sitio en Internet de The Washington Companies, la firma minera explica que “suministra diamantes en bruto al mercado mundial a través de sus operaciones de clasificación y venta en Canadá, Bélgica y la India, y es el mayor productor independiente de diamantes de Canadá”. Hasta 2017, los seis pozos abiertos y las dos operaciones subterráneas de la mina Ekati Diamond generó una producción acumulada hasta enero fue de 67.8 millones de quilates. La vida útil de la mina se estimó a 10 años hasta 2033. La mina Diavik Diamond operará hasta 2025.

megamayate2

 A su vez, Washington tiene la minera a cielo abierto de cobre y molibdeno: Montana Resorurces LLP. Se encuentra en Butte, Montana. Aunque no opera aún, estimaron un periodo de operación de 20 años, pero será este año cuando se resuelva cuál será el futuro, conforme los dictamine la autoridad. Además, basada en  Missoula, Montana, el corporativo controla a Montana Rail Link Inc, con 900 millas de ruta para proporcionar servicios de transporte junto con Southern Railway of British Columbia Limited, basado en New Westminster, B.C.

megamayate5

 Con Envirocon Inc ofrece servicios de remediación ambiental, restauración ecológica y demolición, algo que tanto desean los representantes de proyectos extractivistas a gran escala. Trabajó en una mina de uranio abandonada Envirocon proporcionó remediación de relaves, construcción y  tapado de repositorios y servicios de restauración de sitios. Asimismo, fue contratada para atender el derrame de material de una minera de fosfato ubicada sobre la costa. Si esto fuera poco, Modern Machinery Co., Inc. vende y alquila equipo de maquinaria pesada a las industrias de construcción, minería, áridos y madereros.

Megamayate4

 Con Seaspan Corporation oferta servicio de portacontenedores, pero con su otra subsidiaria Seaspan ULC, da servicio de transporte marítimo a través de Seaspan Ferries, Vancouver Drydock, Vancouver Shipyards, Victoria Shipyards y Marine Petrobulk.

 Así BCS se convirtió en la tierra prometida de los millonarios. No es raro que a BCS vengan esto poderosos personajes. Carlos Slim cada cierto periodo era sorprendido mientras caminaba por las marinas paceñas o, como olvidar, a Christy Walton interesada en el turismo, el cual, lleva acabo en terrenos en sierra Las Cacachilas que contienen una concesión minera, así como concesiones para explotar agua.

 Justo hace unas horas, dos helicópteros sobrevolaron la ciudad y, uno de ellos, se estacionó en el Attessa IV. Aunque no se sabe si en realidad el señor Washingtonestá en la ciudad, una pregunta surge: ¿le interesa BCS para hacer negocios o sólo viene por el cotorreo?