#ALVTurista: De la falsificación de documentos al espectáculo mediático

John4

Nuria Gil / Sergio Reynaga

Comité Groucho-Marx, comediantes comprometidos

 

El secreto de la vida es la honestidad y el juego limpio, si puedes simular eso, lo has conseguido.

Groucho Marx

I

 

Buenas, Jóvenes y jóvenas, nos volvemos a poner en transistores. El espectáculo y sus decorados, en sus formas más sofisticadas, se nos presentan como formas asumidas. Naturalizadas para el desplazamiento cotidiano de las poblaciones. Sin embargo, el ensamblaje de utilería y escenario, supone cada vez más un ejercicio ridículo. Aunque por estúpido, no deja de ser violento. ¿Turi o espectador?, ¿Qué relación hay entre no implicarse con los dolores del mundo y la exigencia de paisajes idílicos? El poder no tiene ética, decimos pues, que la situación de injusticia social, solo puede ser inducida por las tontas.

     Por otra parte, “poder hacer, poder decir”, quizá sea también un grado importante de responsabilidad, aunque la palabra luego se sienta como un huizapol en el pie. Los desplantes de autoritarismo suscitados desde el inicio de la administración en estado crítico de la imponente figura del gobernador Carlos Mendoza, (¿no les recuerda un poco al pingüino de batman regresa? de eso hablaremos en la siguiente entrega) son un arcoíris en colores pastel. Se abre el telón, sale un político de oficio con una propuesta de ley, que garantiza al capital privado la oportunidad de pasar por alto las necesidades de la población y por supuesto la posibilidad de realizar sus proyectos sin restricciones de ningún tipo, con la promesa de transformar sus pérdidas en deuda pública ¿cómo se llamó el chiste? La ley Mendoza en un pueblo sin gente, con todo lo que eso implica. Como si el cuadro no estuviera de por sí caliente, con la guerra del narcotráfico, el incremento de las muertes, y la militarización de la ciudad, pudimos ver como se atentaba contra los pescadores de la cooperativa Punta Lobos, a punta de granaderos, (cuicos entrenados para propinarte una chinga), más aún, el intento de despojo, en un desprecio descarado por las estudiantes sudcalifornianas en la Ciudad de México, en el caso de la AESM y la casa del estudiante. Con saña y maña, nuestros sapientísimos administradores nos dicen: Pues esa madre se está cayendo, igual y la palomilla ni la ocupa bien, además, somos a toda madre, los vamos a salvar de su espacio histórico, porqué quizá si lo vendemos, ustedes que son profesionistas del mañana, puedan darnos un mejor presente, ¿se acuerdan que nosotros les dijimos vivir mejor, pero en un mejor futuro? Pues el futuro no es hoy, si no mañana o pasado, mijitas. Y si se vuelven a organizar por los golpes económicos que el neoliberalismo nos exige dar, pues les volvemos a sacar a los granaderos. Y sí, así fue con los camioneros durante las manifestaciones contra el gasolinazo. Nosotras pensamos que la clase política entera se compone de turis, no habitan ni procuran el territorio, la salud ni el respeto a los pobladores. La búsqueda de la vida plena, para ellas, consiste en apañar lo que se pueda mientras quede algo. Desde lejos watchamos con tierna pero filosa ironía, la inmoralidad de sus sueldos y sus discursos tejidos de mentiras, allá lejos, porque señoras y señores: nosotras no les creemos.

Hay otra cosa que quisiéramos sumar a lo que nosotras llamamos: las perlas del desprecio: la guillotina política a través del linchamiento mediático contra John Moreno, el abogado de los pescadores movilizados en Todos Santos, y contra Joella Corado. Pensamos que sí, como se ha dicho ya, es una amenaza a la movilización política organizada, que se opone a los planes de socialización de la miseria y generalización del despojo a beneficio de los dueños del dinero. Aunque más curiosa nos resulta, la estrategia utilizada por los turis, que va desde la falsificación de documentos utilizados como pruebas para su detención, a las ridículas irregularidades en los procedimientos, tal forma de secuestro político nos parece arcaica, aunque para nada extraña. El papel del espectáculo mediático al servicio del montaje institucional será clave para la aplicación de la fuerza pública (o privada): la posibilidad de vivir mejor está aquí ¿pero para quién? Mientras ellas amasan fortunas despojando a nuestra comunidad, a lo hacha, las fauces jurásicas del monstruo político neoliberal, continuaran el pique contra la vida y la dignidad. La simulación mediática es hoy la única garantía de legitimidad para el gobierno de turis, sin embargo, pareciera que su desmantelamiento sólo necesita de que pushemos poquito, una madrecilla nomas pues… pero juntas.

Fin del primer acto.

II

Dentro del afán por revalorizar el vasto suelo mexicano, encontramos una nueva categorización solo para unos pocos pueblos afortunados y merecedores de tal etiqueta: la de “Pueblo Mágico”. El país ya cuenta con 111(y subiendo) de estas localidades y sus respectivas promesas gubernamentales, tanto para los habitantes  de esos hermosos lugares como para el visitante, ese “turi” que espera una alternativa fresca, que quiere escapar de su cotidianidad, de su hastío, para sentirse inmerso en otras costumbres, en otras prácticas pero sin percibir que se trata de un parque de atracciones. De un decorado. Se abre el telón, comenzamos y se repite, se repite un día tras otro pues esa autenticidad que se espera del local no es más que la repetición diaria para contentar a dicho espectador. Digamos que en esta obra el director es el capital, con el cargo de subdirector encontramos a los organismos gubernamentales, tenemos también a los actores con sus diferentes papeles: principales, secundarios, suplentes, las que forman parte del decorado (¿recuerdan al niño pasto, o al niño acento?) y por supuesto, las que no pueden faltar: las espectadoras. Y así manteniendo a cada una en su lugar, todo bien ordenadito y delimitado, todas podemos estar tranquilas, sobretodo algunas, aquellas que van con el equipo vencedor.

        Según la Secretaria de Turismo de este nuestro estimado Gobierno, las características que debe cumplir un Pueblo Mágico para ser nombrado como tal y ser revalorizado (económicamente aunque lo disfracen  histórica y culturalmente) exigen contar, con atributos únicos, simbólicos, leyendas, historia, hechos trascendentes, cotidianidad, magia que te emanan en cada una de sus manifestaciones socio-culturales, y que significan hoy día una gran oportunidad para el aprovechamiento turístico atendiendo a las motivaciones y necesidades de los viajeros. Pues un Pueblo Mágico se define como un pueblo que a través del tiempo y ante la modernidad, ha conservado, valorado y defendido, su herencia histórica, cultural y natural; y la manifiesta en diversas expresiones a través de su patrimonio tangible e intangible (querido lector esto lo puede encontrar aquí http://www.sectur.gob.mx/wp-content/uploads/2014/10/GUIA-FINAL.pdf ).

Hasta ahora parece un plan perfecto de conservación y mantenimiento de las prácticas histórico-cuturales y la economía local. Queridas y queridos, tenemos la gran suerte de encontrar en Baja California Sur dos de estos Pueblos Mágicos, Loreto y Todos Santos. Y después de esta larga introducción, y de intentar hilar esta serie de acontecimientos que hasta parecieran aislados, hablemos un poco de Todos Santos. Pues este hermoso pueblo, cumple con todo lo citado anteriormente. Es más, allí conviven felizmente foráneos que ya son locales, artistas, pescadores, agricultores, locales que parecieran foráneos, visitantes, “turis”, naturaleza, cultura e historia. ¡Un momento!, ¿hemos dicho pescadores?, ¡uy! pues creemos que ellos y sus prácticas socio-económicas, su cultura y su historia no tienen cabida en un Pueblo Mágico, por lo menos  no en Todos Santos, creemos que los turis dirigentes, pensaron: pues como la lista es larga si retiramos solo a un pequeño grupo de esta conformación de categorías nadie lo notará. Y así, desacreditando lo expuesto con anterioridad, es como comenzó el megaproyecto de Tres Santos, esa maravilla “ sustentable y ecológicamente responsable”, que dará trabajo a los que anteriormente ya tenían trabajo (xdxd) y que en un futuro será parte de la dinámica local, suponemos que esperan que el ya inaugurado hotel boutique San Cristóbal y el proyecto que pretende ocupar una superficie de 414 hectáreas, en las que se construirán 4.472 viviendas (cuyo precio oscila entre los 400,000 y los 900,000 dólares), tres hoteles, áreas comerciales, un huerto “orgánico comunitario”, un club de nado privado, el “Centro Universitario Todos Santos” de Colorado State University y una planta desalinizadora, pase desapercibido en un pueblo de 5000 habitantes. Hasta ahora, nosotras pensábamos que el acuífero de Todos Santos presentaba déficit, quizás de donde beben 5000 puedan beber otros 10,000, pues solo es agua. Todo esto exige que los pescadores se acostumbren a sus nuevos trabajos, y los conviertan en las prácticas cotidianas de las que hablábamos al principio, que nadie recuerde la playa Punta Lobos, el mangle y a los pescadores. Que el caso de John Moreno y Joella Corado sea recordado como un caso de despojo legal (y entre ellas además), que no se relacionen sus nombres junto al de los pescadores, la lucha por la preservación de su playa y las prácticas que durante generaciones se han llevado a cabo allí. Pues ahora pongámonos un poquito serias: hay que vincular los nombres de Black Creep Group, conocida como Mira Companies (su filial mexicana) y Tres Santos, pues como la “Santísima Trinidad” son tres en uno. A esos nombres hay que relacionarles el despojo a los pescadores, la pérdida completa de un ecosistema y su consiguiente transformación, la pérdida de las prácticas socio-económicas y culturales, la pérdida de toda la dinámica socioambiental y el encarcelamiento (secuestro) de John Moreno y Joella Corado. Esto llevado a cabo con el apoyo gubernamental y la autoridad (in) competente, bajo concesiones para uso de suelo y agua de SENMARNAT y OOMSAPAS, organismos que velan tanto por el ecosistema, como por sus pobladores. En fin, desde que inició el proyecto de Tres Santos hemos disfrutado de tres partidos políticos de color y nombre diferente al mando, aunque las políticas son muy semejantes, ¿No parecen el mismo perro con distinto collar?  Es tal la incongruencia que hasta parece un mal chiste.

Por último, nosotras las militantes del comité Groucho Marx, comediantes comprometidas, queremos pedir una disculpa por haber hablado con más seriedad esta vez. Les contamos: al chile, hace mucha calor, y cuando el infiernito nos abraza de tal manera, a una no le queda más que cagar el palo, o en su defecto pasearse por alguna tienda departamental (chale) con aire acondicionado, aunque también nos podríamos hacer pendejas por el malecas, para hacer como que no pasa nada, loca. Pero como no podemos pasearnos por la tienda o bajar al malecón, pues nos pusimos a cagar el palo… Esperamos ofrecer más risas en la próxima entrega. Bueno pues… nos watchamos al rato, palomilla, se bañan.

Fin del segundo acto

Pd: Afirmamos que el gobernador y todos sus secuaces son turis. Por si no quedó claro.

Anuncios
#ALVTurista: De la falsificación de documentos al espectáculo mediático

En peligro derechos comunitarios en Sierra La Laguna

Sierra

El único bosque de pino-encino y la única selva baja caducifolia de Baja California Sur está en peligro, porque la Ley Forestal del Partido Verde, si se aprueba, simplemente hará a un lado a las comunidades. No hace mucho, el resolutivo del Tribunal Federal Administrativo que hace poco salvó a esta zona de entrada la minera Los Cardones, al reconocer la importancia del desarrollo comunitario sobre el interés corporativista de la gente del multimillonario Ricardo Salinas Pliego.

La ley que busca imponer la hija del magnate, la senadora por el Partido Verde y presidente de la Comisión de Medio Ambiente, Ninfa Salinas, derriba precisamente el derecho de los pueblos originarios, así como el de mujeres y jóvenes. Ya lo dijo el biólogo Raúl Benet en su espacio de opinión en Aristeguinoticias.com es una legislación “autoritaria en cuanto a transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana. Dañina porque desatiende el aprovechamiento sustentable comunitario como estrategia central de conservación y desarrollo en los territorios forestales”.

Hay mucho que están conscientes del valor cultural y natural de Sierra La Laguna; por ejemplo, la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio) registró 390 géneros de plantas registradas y la considera una “isla” de vegetación.

 “La ley que están tratando de imponer es contraria al bienestar de los bosques y a los intereses de las comunidades indígenas, ejidos y núcleos agrarios comunales, que son los dueños de la inmensa mayoría de los bosques y a quienes se pretende seguir haciendo a un lado de la toma de decisiones sobre sus propios territorios”, explica Benet.

Si tomamos en cuenta que, además, las dependencias dedicadas a proteger el medio ambiente fueron desarticuladas por el Partido Verde, pues el panorama es sombrío. Actualmente la Dirección General de la Reserva Biosfera Sierra La Laguna se encuentra acéfala. Al antiguo director, Jesús Quiñones, parece que lo sacaron de la jugada.

 Por ahora, los dos encargados principales de administrar nuestro patrimonio natural son Rafael Pacchiano de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y Alejandro del Mazo Maza de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp), ambos más preocupados en apoyar a su familia en las elecciones del Estado de México: Alfredo del Mazo Maza.

@cachobanzi

Link de interés:

http://aristeguinoticias.com/2104/mexico/podra-el-partido-verde-imponer-finalmente-su-ley-forestal/

http://www.fao.org/docrep/008/j2628s/J2628S13.htm

En peligro derechos comunitarios en Sierra La Laguna

Corrupción en Tres Santos

PuntaLobos2

La Paz, Baja California Sur (BCS).  Ochenta residentes de Todos Santos escucharon atentos por dos horas la exposición del entonces director de Asentamientos Humanos de La Paz. Ese día, el 20 de septiembre de 2007, el arquitecto Marco Antonio Domínguez Valles explicaba las diapositivas que contenían la versión final de un ambicioso plan para detonar la economía de la zona con la promesa de un uso racional del territorio, orientado a la cohesión social, al equilibrio ecológico y, sobre todo, a dar certidumbre a la inversión: El Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pescadero y Las Playitas.

Quizá nadie de los oyentes en aquella reunión, que registró para la comunidad extranjera el blog de información Bajawesternonion.com, imaginó que ese servidor público, ocho años después,  pasó a velar de manera descarada los intereses de privados. De la noche a la mañana pasó de ser un funcionario público y un maestro del Instituto Tecnológico de La Paz para convertirse en un prominente empresario de la construcción. Como Director Responsable de Obra (DRO: ACPO123/13) alcanzó contratos de complejos turísticos en los que se mueven cifras millonarias, entre ellos, el desarrollo turístico-inmobiliario Tres Santos, al que señalan de graves irregularidades en materia de impacto ambiental y social.

DSCN9835

Marco Antonio Domínguez Valles también fue DRO del megaproyecto Marina Azul La Paz, vinculado a políticos del PRI; aquí una imagen que lo muestra.

Para entender a Tres Santos, debemos comprender quién es Marco Antonio Domínguez Valles.  A la par que daba clases en el Instituto Tecnológico de La Paz, ocupó varias posiciones en las administraciones municipales del PRD relacionadas con el desarrollo urbano, y estuvo en la Dirección de Planeación Urbana y la Dirección de Patrimonio Inmobiliario con Narciso Agúndez Montaño (2006-2011). Gracias a su conocimiento en los procesos internos para construcción, el profesor se transformó en un maestro, pero del tráfico de influencias, incluso, todo apunta que también en la administración de Armando Martínez Vega suceda lo mismo.

Durante gobierno de Víctor Castro Cosío, el XII Ayuntamiento de La Paz conformó una Comisión Consultiva para dar seguimiento a la planeación del territorio en la costa del océano Pacífico. El órgano fue integrado por la sociedad civil, dependencias de los tres órdenes de gobierno, colegios de profesionistas, cámaras, ejidos y regidores.

El actual presidente municipal Armando Martínez Vega, cuando presidió la Comisión de Asentamientos Humanos, Obras Públicas, Registro Público de la Propiedad y del Comercio y del Catastro se integró a la mesa de trabajo; Isidro Martín Ibarra Morales, como secretario general, y quien repitió en el mismo puesto con Martínez Vega; Bertha Montaño Cota, ex directora General de Desarrollo Municipal y, por supuesto, Domínguez Valles en la Dirección de Asentamientos Humanos.

Sin embargo, el Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pescadero y Las Playitas no avanzó como hubieran querido los más interesados: Inmobiliaria Punta Lobos SA de CV (representada legalmente por el ex candidato al sexto distrito por el PRI, Jorge de Jesús Santana Osuna, ahora socio minoritario en Tres Santos); United Investments SA de CV y Grupo Salas.

Domínguez Valles se integró rápido al gabinete XIII Ayuntamiento de La Paz de Rosa Delia Cota Montaño en la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología (2008-2011), parecía que por fin Todos Santos se iba a abrir al régimen desarrollista; pero tuvo que esperar, porque el Ejido Todos Santos se inconformó, exigió una evaluación de expertos e interpuso un amparo federal, porque algunos de sus predios fueron catalogados como áreas inundables, y el plan de detonar la zona detuvo por seis años, al igual que el boom inmobiliario que se detuvo en México por la crisis financiera de Estados Unidos en 2008

Para mala fortuna del núcleo ejidal, ya en el XIV Ayuntamiento de La Paz, el juicio de amparo sobreseyó en su contra; en mayo de 2012, el Cabildo aprobó por fin el Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pescadero y Las Playitas.

En junio de 2012, luego de negociaciones se logró un enroque en la Dirección General de Desarrollo Urbano del gobierno priísta de Esthela Ponce Beltrán del que se favoreció Domínguez Valles, tras el nombramiento de su socio comercial y compañero de generación en el Instituto Tecnológico de La Paz: Tito Guillermo Fenech Cardoza, quien dejó la Dirección General de Obras Públicas y Asentamiento Humanos para ocupar el lugar de Franco Díaz Urnieto, y con ello dar más trabajo a su constructora.

En una rara sincronía vista pocas veces en la burocracia gubernamental, el 16 de diciembre de 2013, la Delegación de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), dirigida por José Carlos Cota Osuna, en ese entonces cercano al grupo político de Esthela Ponce, resolvió el expediente 03/MP-0058/05/13 de la manifestación de impacto ambiental modalidad particular del Desarrollo Turístico Integral Playa Santos, Todos Santos BCS, y autorizó lo que ahora es Tres Santos.

 

¿Playa Santos o Tres Santos?

Para lograr la autorización en la Delegación de la Semarnat, el proyecto inició el proceso estipulado en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección  al Ambientes y sus reglamentos en materia de impacto ambiental. Ingresó en mayo de 2013 la manifestación de impacto ambiental, en modalidad particular, y el 28 de julio de 2013 se presentó a la sociedad en la reunión pública de información.

Mario Sánchez del Centro Mexicano del Derecho Ambiental (Cemda), aseguró en la reunión pública que el documento que presentaron debió ser ingresado en modalidad regional. Y el abogado ambienta tenía razón. En el Reglamento de la Ley General del Equilibrio Ecológico y La Protección al Ambiente en Materia de Impacto Ambiental, en el artículo 11, inciso II, detalla que “un conjunto de obras o actividades que se encuentren incluidas en un plan o programa parcial de desarrollo urbano o de ordenamiento ecológico que sea sometido a consideración de la Semarnat en los términos previstos por el artículo 22 de este reglamento”.

Los representantes de Mira Companies, filial de Black Creek Group, un corporativo de inversionistas en bienes y raíces de Denver, Colorado tiene en México, no lo hicieron de la forma dispuesta en el reglamento. Inclusive, sorprendieron al auditorio cuando disminuyeron las cifras a la mitad de las viviendas que construirían, es decir, 2 mil 100 casas en vez de las 4 mil 470 para distribuirlas en una extensión en las 414 hectáreas compuesta por 20 lotes.  Al mediano plazo contará con un centro de investigaciones vinculado con la Universidad de Colorado, dos hoteles “boutique” con 120 cuartos, y una disminución del agua necesaria de 2mil a solo 300 litros mensuales. En 2014, después de su aprobación, inició su construcción.

Playa Santos caminó gracias a la creación de dos sociedades  (FRBC-Todos Santos”, S. de R. L. de C. V.; “FRBC-Todos Santos Dos”, S. de R. L. de C. V.), representadas por Francisco Javier Barrios Sánchez director general de Mira Companies. Asimismo, también aparece como promotor del desarrollo HSBC México, S. A., Institución de Banca Múltiple, Grupo Financiero HSBC, División Fiduciaria. Fideicomiso F/306088.

Otro aliado es Inmobiliaria Punta Lobos SA de CV representada por Jorge de Jesús Santana Osuna, que en una extraña transacción vendió varios terrenos, pero logró quedarse con  800 hectáreas de un terreno llamado Los Lobos, en el cual se llevaría a cabo el desarrollo Fraccionamiento Urbano Turístico Punta Lobos, y se contempló dentro del Programa de Desarrollo Subregional Todos Santos-El Pescadero-Las Playitas para fijar los usos de suelo de la playa junto a otros dos empresas; mismo que cambió al pactar con Mira Companies, debido a que los terrenos  de Playa Santos quedaban dentro del predio Los Lobos, y convenientemente resultó una franja impactada.

Las 800 hectáreas sirvieron para justificar la destrucción de un sistema de tres humedales. Los inversionistas argumentaron tener una autorización que data del 7 de enero de 1981. El oficio lleva el folio 23/585, y es un permiso dado por la extinta Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos a través de la Jefatura del Programa Forestal.

El 2 de marzo de 2007, José Santana Piñeda, presidente del Consejo de Administración de la Inmobiliaria Punta Lobos, consiguió de la Delegación de la Semarnat (SEMARNAT-BCS.02.02.0255/07) la no objeción o ratificación para instalar el desarrollo que planeaba en un principio, y por lo tanto no era necesario solicitar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales por la limpia que hizo antes. Su proyecto quedó guardado en un  cajón, con el atraso de la publicación del programa subregional al ampararse el Ejido Todos Santos.  En 2007 continuaban los trabajos para la elaboración del plan subregional.

La paciencia brindó frutos, y una de las primeras acciones de los Santana, a finales de 2011, fue solicitar de nuevo la ratificación que obtuvo en 2007 de la Delegación de la Semarnat. La dependencia federal giró el oficio número SEMARNAT-BCS.02.01.IA.86/11 y respondió:

“Respecto a la ratificación de lo establecido en el oficio citado inicialmente, por tratarse de una no aplicación de las leyes Generales de Desarrollo Forestal Sustentable y del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente (LGEEPA), por haberse realizado el desmonte en el predio que nos ocupa con la autorización  de la instancia competente en esa época y por haberse realizado el cambio de uso de suelo antes de la entrada en vigor de la segunda Ley mencionada no tiene caducidad”.

Sin embargo, el delegado en aquel tiempo, Marco Antonio González Viscarra, solicitó al final del texto:

“En lo que respecta a la preparación del sitio, construcción y preparación del fraccionamiento, por tratarse de un ecosistema costero, previamente  deberá darse cumplimiento a lo previsto en los artículos 28 Fracción IX y 30 de la LGEEPA”.  Los desarrolladores descartaron esta última parte dentro de la manifestación de impacto ambiental (MIA), y Playa Santos reportó como áreas impactadas cerca de 172 hectáreas de las 414 hectáreas que componente el proyecto, por estar dentro del predio Los Lobos.

Lobos

Figura 3. Ubicación georeferenciada del predio Los Lobos (líneas azules) y las superficies a ocupar por el proyecto Playa Santos, en verde las superficiesimpactadas y en rojo las superficies a solicitar para Cambio de Uso de Suelo de Terrenos Forestales.

Alejandro Olivera, director de la asociación civil Diversidad Biológica, en su columna semanal, señaló que capítulos enteros de la MIA actual de Playa Santos fueron copiados  a un proyecto turístico “Punta Brava”, promovido por el golfista Tiger Woods en Ensenada, Baja California en sus capítulos 4, 5 y 6.

Aun así, la autoridad ambiental lo validó. Al empezar la primera etapa en 2014, los proyectistas pusieron otro nombre a Tres Santos. La firma inmobiliaria justificó que se trató de cuestiones de marketing, y no de la mala imagen que llegó a tener.

 

Las violaciones de Tres Santos

Domínguez Valles parece que olvidó el contenido del Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pecadero-Las Playitas. En un análisis de un mapa del documento, El Organismo corroboró que en el lugar donde edifica la Desarrolladora de Obra integral de Los Cabos SA de CV la primera etapa, que incluye el hotel, el muro de protección, área de relleno y compactación caen justo una zona destinada para actividades pesqueras y marítimas.  La constructora que labora con la licencia urbanística 1085/14 (¿firmada por Tito Fenech a pesar de haber tenido una relación mercantil?).

subregionalComparativo del del Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos-El Pecadero-Las Playitas y la zona en donde actualmente comenzó a construir la empresa de Domínguez Valles.

Los pescadores de Punta Lobos fueron los primeros afectados. Hicieron voltear a la ciudadanía a ver la problemática. Ellos reclamaron a Mira Companies resarcir las averías que el muro de contención ocasionó en sus embarcaciones, porque colocaron piedras de gran tamaño que la corriente desperdigó por la zona. Los miembros de la Cooperativa Punta Lobos exigieron por lo menos una compensación; no hubo respuesta concreta por parte de Tres Santos.

“El problema que tenemos aquí es grave, porque se está desparramando todas las piedras, la está arrastrando la misma resaca para acá para abajo, y aquí en el momento de vararlas estamos agarrando con propelas y los motores y las trasmisiones son las que se está afectando”, dijo Antonio Salvatierra, el 11 de octubre de 2015, cuando iniciaba el conflicto.

Ha pasado más de un mes desde que comenzaron las protestas que derivaron en la toma de la obra supervisada por Domínguez Valles. En ese lapso de tiempo, los pescadores resistieron, y no les quedó más que agudizar sus manifestaciones cuando vieron perdido pedazo de playa de mil metros cuadrados, en donde dejan las lanchas.

La combinación del muro, y la fuerza del mar de fondo, empezó una veloz erosión costera. La Zona Federal Marítimo Terrestre (Zofemat) frente a la edificación desapareció. A la playa se la comió el mar como pasa en Cancún, en dónde invierten millones los desarrolladores en planes para recuperar con millones de metros cúbicos la arena que ya no está.

La Ley General de Bienes Nacionales, define a la Zofemat como aquella que estará “constituida por la faja de veinte metros de ancho de tierra firme, transitable y contigua a dichas playas o, en su caso, a las riberas de los ríos, desde la desembocadura de éstos en el mar, hasta cien metros río arriba”.

A decir de expertos sector ambiental, que revisaron el expediente de Tres Santos, consultados por Semanario Zeta, la licencia urbanística solicitada no estipula el rompeolas de protección, pero sí reconocen que la barda está en propiedad privada, porque cuando se entregó la concesión DGZF-1117/11 a FRBC-Todos Santos S de RL de CV la pleamar más alta que registraron fue la misma que 2002; nunca pensaron más allá de las dinámicas del bravo Océano Pacífico.

El 7 de diciembre de 2011recibió la concesión de una superficie de 13, 439.93 metros cuadrados de la icónica playa Punta Lobos. La Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre determinó, luego de la petición ingresada el 11 de julio de 2011, reconoció que el proyecto no violentaba el Plan de Desarrollo Urbano, el cual en ese momento no existía hasta que se publicó en agosto de 2012, y para argumentar cita la constancia de uso de suelo con número de oficio 706-338/2011, emitida por la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del XIII Ayuntamiento de La Paz, cuando Domínguez Valles estaba al frente de la instancia municipal.

Conforme al documento que expidió la Dirección General de Zona Federal Marítimo Terrestre, la Zofemat se destinó “exclusivamente para uso de protección, el cual únicamente le permite realizar los actos materiales y/o jurídicos necesarios para mantener la superficie concesionada en el estado natural en que se encuentra al momento de concesionarse, así como el libre tránsito a través de la misma; no autorizándosele la instalación  de elemento alguno; la realización  de construcción alguna; la realización de actividad alguna; ni la presentación  de servicios de ningún tipo, sean o no de lucro”.

8.- 12-2014

El proyecto Tres Santos no cumplió. En cambio, emprendió la obra en medio de un sistema de humedales, mismo que se distribuyen dentro de la Zofemat. De hecho, el 8 de noviembre de 2008, un documento que elaboró la Dirección de Ecología, Educación y Gestión Ambiental del XIII Ayuntamiento de La Paz, con el nombre Ecosistemas de manglar-humedales desde la perspectiva municipal en La Paz, califica como delicados el estado de estos ecosistemas: “están severamente amenazados por el crecimiento de la mancha urbana y los negocios inmobiliarios en la franja costera”.

Por tal motivo, proponía la elaboración del Programa de Ordenamiento Ecológico Local (POEL) de La Paz para evitar problemas. El POEL es un instrumento de política ambiental que regula o induce el uso del suelo y las actividades productivas de la municipalidad, en el que se prohibiría las obras que alteraran el flujo y reflujo natural del agua hacia manglar o no permitiría el aprovechamiento, tala y relleno de manglar; pero este fue bloqueado por los fuertes interés que existen por el litoral sudcaliforniano.

Incluso, en el gobierno de Esthela Ponce Beltrán se desechó la idea de culminar el POEL como si la autoridad protegiera a empresarios inmobiliarios o mineros (Los Cardones). En su lugar, como ya sabemos, el Programa Subregional de Desarrollo de Todos Santos sí avanzó.

En la MIA del Desarrollo Turístico Integral Playa Santos, en su página 453, muestra los resultados de un levantamiento de vegetación de 17 puntos.  En la zona norte se identificaron 22 familias y 47 especies en un total de 1,226 individuos.

En la Estimación de Abundancia, se habla del mangle dulce (Maytenus phylanthoides). La densidad era de una hectárea con una abundancia de 380 individuos, y ahora parte del mismo no existe; además, se destruyeron palo verde y biznagas.

Aunque este tipo de manglar no está dentro de la Norma Oficial Mexicana (NOM-059-SEMARNAT-2010), Rafael Riosmena Rodríguez, perteneciente al Programa de Investigación Botánica de la Universidad Autónoma de Baja California Sur (UABCS), comentó que la especie es un estabilizador de dunas en el área, “si lo quitan, se pierde”.

La Ley Forestal Sustentable para el Estado de BCS, en su artículo 68 expresa tácitamente que “falsear información que ponga en riesgo el equilibrio ecológico de los ecosistemas, la biodiversidad y la sustentabilidad de los mismos, será sujeto de sanciones civiles, administrativas y penales, establecidas en la legislación vigente.”

 

¿La autoridad no sabe nada?

Marco

El conflicto entre pescadores e inversionistas tuvo que agudizarse para que José Carlos Cota Osuna, delegado de la Semarnat, se dignara a ofrecer una postura, pero en su declaración a medios de comunicación desestimó lo que ocurría en Punta Lobos, y utilizó el mismo discurso de Tres Santos: “es un fenómeno natural”. Del mismo modo, la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) entabló una inspección. Ambas dependencias sugirieron esperar 180 días para confirmar si se tiene que redelimitar la concesión de playa o dejar igual en donde está.

Por su parte, el titular de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología del gobierno de Armando Martínez, Armando Anaya, explicó la “minuciosa búsqueda” que realizan en los expedientes de Tres Santos; “no te podría decir está mal esto o está mal aquello; hay un plan maestro con usos de suelo del estado y del municipio, vamos a revisar en qué situación está; sería prematura determinar algo”.

El funcionario municipal admitió la existencia de una licencia específica para la primera etapa del proyecto, “que te abarca todo lo que es la plataforma lateral y frontal, estamos revisando eso. Como no te marca conceptos específicos sino que es (una licencia) global, estamos viendo qué ampara esa licencia: no quisiera ahora dar un juicio porque todavía no tengo muy claro el asunto, y ellos tienen su derecho de comprobar; es global y viene como urbanización: no te puedo decir que no existe”.

Quizá el funcionario pudiera preguntar al flamante encargado de la Dirección de Licencias de Construcción: René Fernando Castro Terrazas a quien vinculan con Domínguez Valles desde el XIII Ayuntamiento de La Paz, cuando Castro Terrazas estuvo en la misma dirección, y el DRO de Tres Santos  fue titular de la Dirección de Desarrollo Urbano y Ecología. Tal vez el secretario general  Isidro Ibarra también pudiera ayudar a disipar cualquier duda o el propio munícipe paceño.

Un detalle poco mencionado es que Martínez Vega estuvo a punto de dejar a Jorge Alejandro Domínguez Valles, al hermano del exfuncionario, en un puesto clave: la Dirección de Planeación y Regularización Urbana. Ciudadanos exigieron al alcalde removerlo, porque a Marco Antonio Domínguez Valles lo relacionaron con el controvertido proyecto minero Los Cardones; el presidente municipal tuvo que aceptar, y envió al joven a otra oficina.

El tema Tres Santos es delicado o al menos eso hace pensar el secretario general, Isidro Ibarra, tras recurrentes reuniones convocadas por él, y en la que participan las dependencias municipales involucradas en el asunto, entre ellas el Organismo Operador Municipal del Sistema de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento. Su director Héctor García González  confirmó que en las asambleas “se expusieron los faltantes que la empresa tendrá que ponerse al corriente”.

“En el tema de agua, precisamente, falta un contrato de agua; hay una toma preparada para disposición de agua, sin embargo, falta el contrato. El artículo 83 de la Ley de Aguas del Estado de Baja California Sur determina que a través de un contrato es la forma de disponer de este vital líquido. Ellos hicieron un compromiso de acercarse a todas las dependencias donde estamos identificando faltantes, pues mostraron toda la voluntad de regularizarse en todas estas áreas”, expresó García González en entrevista con medios de comunicación, el 30 de noviembre de 2015.

Al respecto, la empresa emitió un comunicado de prensa: “Tres Santos pagó un derecho de conexión de 72 tomas de agua. Sin embargo, Tres Santos sólo recibió una toma de agua por parte del Oomsapas. De esa sola toma, Tres Santos utiliza su propia infraestructura para transportar agua. Esto cumple con la regulación aplicable en el municipio de La Paz”.

La alcaldía de Ponce Beltrán, reveló García González, hizo un convenio para que la empresa absorbiera una deuda de  1, 800, 000 pesos que tenían su administración con trabajadores de Oomsapas, a cambio de otorgar el servicio de agua potable. Tres Santos calculó el uso de 300 litros mensuales por unidad habitacional.

El 04 de diciembre de 2015, luego de que en una ocasión Tres Santos dejó plantados a los pobladores de Todos Santos, se llevó a cabo una reunión entre autoridades, cooperativa pesquera y representantes de la empresa Mira Companies. No se permitió la entrada de la prensa, y tampoco dejaron grabar la reunión de casi cuatro horas.  El director general de Mira Companies, Javier Barrios, intentó evitar a los reporteros una vez terminada la junta, pero un pescador se le paró enfrente, y no le quedó más que decir que tienen la disposición de dialogar y encontrar una solución.

“Si, señor, pero están platicando y están diciendo puras mentiras, nosotros somos nativos de ahí y conocemos toda la historia de lo que están diciendo. Precisamente, por eso somos los afectados, y estamos aquí para reclamarle la desfachatez que han usado para abusar de nosotros: están abusando de un grupo de gente trabajadora. Ustedes hablan de trabajo, pero nosotros también hablamos de trabajo”, aseveró Rosario Salvatierra, socio de la Cooperativa Punta Lobos. Entre gritos de “¡No Tres Santos!” se fueron los inversionistas: por la puerta trasera.

Más tarde, Javier Barrió declaró que “se hizo el esfuerzo de platicar con ellos, pero evidentemente hay un división entre ellos”. Con las protestas de los pescadores, informó sobre la pérdida de 120 empleos. Manifestó no saber si continuarán con el proyecto. “Nosotros estamos en ocho estados de la república mexicana trabajando, y este es el estado donde tenemos esta postura, que lamentamos, porque nosotros hemos obrado con toda buena fe y transparencia: vamos a ver cómo se resuelve”.

El asesor legal de los cooperativistas, John Moreno, observó que los tres niveles de gobierno buscan favorecer a los inversionistas. La lentitud con la que actúa, levantó sospecha en el licenciado, pues “como residentes de Todos Santos, como afectados, hemos podido circunstanciar las afectaciones ecológicas, sociales y de diversa índole, que supondría un castigo”.

“Como pobladores podemos circunstanciar, fuera de audiencia, extrajudicialmente, el desmonte de especies protegidas, cambio de uso de suelo forestal no autorizados, incumplimientos a las condiciones y lineamientos, conocer si fueron autorizados. Pongo de ejemplo el relleno y desaparición de un sistema de humedales que debieron ser protegidos”, añadió John.

Lo cierto es que Mira Companies tiene una autorización condicionada de la autoridad ambiental (SEMARNAT-BCS.01.02.IA.788/13). En específico, en la condición número nueve indica la obligación del promovente para coordinarse con “los grupos sociales locales, con quienes comparte el aprovechamiento de los recursos naturales costeros, con el propósito de garantizar la conservación y desarrollo de éstos, particularmente en lo que respecta a la zona de playa y del humedal Punta Lobos”.

Y en la recomendación número 10 se lee: “La construcción de hotel, alberca, club de playa y demás componentes previstos que conforman las obras y actividades del Proyecto, que se llevarán a cabo en el ecosistema costero, deberán cumplir con todos y cada uno de los criterios establecidos en el Plan Subregional Todos Santos-El Pescadero-Las Playitas”. De incumplir la Semarnat puede retirar la autorización.

La controversia en torno a Playa Santos es un claro ejemplo del uso de las instancias gubernamentales para beneficiar a unos cuantos en la iniciativa privada. La voracidad del sistema económico está representada en la frustración de esos hombres que cada día alzan la voz para defenderse. Ellos quieren una cosa: volver a su playa…volver a pescar.

Reportaje de Carlos Ibarra  (@cachobanzi)

Facebook.com/elorganismo @El_Organismo

Fotografía principal Salvemos Punta Lobo.

 

 

 

Corrupción en Tres Santos